Miel y Cebolla: trucos para curar la tos

15/03/2017

Miel y cebollas: remedio para la tos que actúa de forma instantánea

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo producido bruscamente por un vaciado explosivo de aire de los pulmones. Tiene como fin expulsar sustancias extrañas o dañinas presentes en nuestras vías respiratorias, y puede ser seca o productiva.

Cuando la tos es productiva viene acompañada de moco, también llamado flema o esputo. No debe ser detenida, ya que esta es la forma en la que el cuerpo elimina el exceso de mucosidad presente en las vías respiratorias. Por otro lado, la tos seca no se debe a la expectoración, sino a una posible irritación o infección que, de no tratarse a tiempo, se puede convertir en algo crónico.

Independientemente del tipo de tos que pueda padecer la persona, la mayoría recurren a jarabes y otros medicamentos que permitan controlar sus síntomas. Sin embargo, el uso excesivo de medicamentos y jarabes puede tener efectos secundarios en la salud, por lo que se recomienda buscar alternativas naturales.

 

Los ingredientes naturales para aliviar la tos tienen propiedades expectorantes y calmantes que pueden ayudar a eliminar las  flemas, además de calmar la irritación. Estos ingredientes actúan como un antibiótico, capaz de combatir los microorganismos que atacan las vías respiratorias. En esta ocasión te queremos compartir un famoso jarabe natural que se elabora a partir de la miel y la cebolla.

 Jarabe de miel y cebolla para aliviar la tos

 

La combinación de miel y cebolla es un conocido remedio natural que desde la antigüedad se ha utilizado como antitusivo. Ambos ingredientes tienen una acción antibiótica y expectorante que puede ayudar a reducir los síntomas de la tos para que no se conviertan en un problema mayor. Además, tienen el poder de reforzar el sistema inmune para aumentar la respuesta ante los virus, bacterias y demás microorganismos responsables de las enfermedades respiratorias.

 

Beneficios de la miel: La miel está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un tratamiento potencial para la tos y los catarros. Este alimento tiene el poder de suavizar la garganta para calmar las irritaciones y mejorar los síntomas de la tos. Además, tiene propiedades antioxidantes e incrementa la producción de unas sustancias llamadas citoquinas, a las que se les atribuye su acción antimicrobiana.

Beneficios de la cebolla: La cebolla es conocida mundialmente como un buen expectorante natural. Sus propiedades favorecen la eliminación de bacterias y estimulan la limpieza de las vías respiratorias. Este alimento posee una alta concentración de antioxidantes, propiedades depurativas y desintoxicantes que pueden ayudar a controlar la tos. Teniendo en cuenta esto, no es raro que la cebolla tenga el poder de aliviar sus síntomas y la irritación de la garganta.

Este jarabe natural combina las propiedades de la miel y la cebolla para formar un excelente aliado para combatir la tos y reforzar el sistema inmunológico. Sus ingredientes no causan efectos secundarios y son completamente seguros para utilizarlo con los niños.

 

**** Receta de miel y cebolla N.º 1

 

* Ingrediente

- 1 cebolla mediana.

- 2 vasos de agua (400 ml).

- El zumo de un limón.

- 2 cucharaditas de miel (15 g).

* ¿Cómo prepararlo?

 

Pela y corta la cebolla en trozos grandes y colócala a hervir con los dos vasos de agua durante 15 minutos.

Se deja reposar durante 5 minutos después de que hierva. A continuación, se le agregan las dos cucharaditas de miel y el zumo de un limón.

Lo ideal es beberlo dos o tres veces al día.

 

****Receta de miel y cebolla N.º 2

 

* Ingredientes

 

- 1 cebolla.

- 2-3 cucharadas de miel (50 / 75 g).

* ¿Cómo prepararlo?

 

Pela y corta la cebolla en pequeños trozos y ponla en un recipiente. Posteriormente se le añade la miel y se deja reposar la mezcla toda la noche.

A la mañana siguiente, se cuela la mezcla a través de una gasa gruesa o colador y se consume esta dosis durante el día.

Puedes tomar el remedio en su forma natural o lo puedes diluir en un vaso con agua.

Se recomienda tomar una cucharada de este jarabe cada dos horas para obtener mejores resultados.

Sea cual sea la receta elegida, es importante saber que los resultados no son inmediatos. Si bien, el remedio puede funcionar como un calmante, es necesario consumirlo en varias dosis para que ayude a hacerle frente a la tos.




COMPARTIR:




Comenta: